31 marzo 2014

"Drug's Soul" de José Sánchez

"Drug's Soul" de José Sánchez

Se sentía desgarrado por dentro, sentía, la música de discoteca penetrar sus oídos, el miedo recorría su espalda perlada por el sudor, sus ojos, rojos, dejaban ver la desesperación de aquel que pierde la verdad de sus palabras y la esperanza de sus oídos.

Caminaba, de día, por las calles, sin nada que hacer, para él todo eran ya desconocidos a los que mirar con miedo y aprensión, clavaba sus pupilas, verde muerto,  en los tímidos ojos de aquellos que gozaban aún de algo de paz en su psique; su mente, sin embargo era un cúmulo de paranoia, rabia y confusión. Se paró, detrás de un contenedor, suavemente se deslizó hasta el suelo y allí, escondido a los ojos de la sociedad encendió con una temblorosa y raquítica mano un cigarro envuelto en papel amarillento. Sentía el suave humo recorrer sus pulmones, su cabeza daba vueltas, ya no tenía control sobre nada; por lo menos ahora no sufría los tormentos que le acompañaban cuando era solo él, sentía que aquello que poblaba sus nervios y alteraba sus sentidos era lo único dispuesto de darle algo de cariño, que era lo único que no iba a juzgarle.

Padres, hermanos, amigos, familia y conocidos, todos creían ayudarle, pero se cansaron de él, todos lo hacen, los sentía distantes, ellos no le comprendían, ellos no eran suficiente…. Sus visión se difuminó y sintió la tensión aumentar en sus venas, creía que la sangre iba a acabar huyendo de él a través del delicado papel de su piel, marcado por las colillas y tejido por pinchazos y tatuajes. Una bonita rosa desafiaba con su belleza la triste figura de una pierna desfigurada por la delgadez, sus espinas se clavaban en los músculos de la desgastada articulación.
Caminaba, vacilante, se tambaleaba, apenas pudo llegar a una desvencijada puerta de metal cobrizo, tocó, con la poca fuerza que le quedaba, hasta que la puerta se abrió, deslizó la mano por el bolsillo de su sudadera, le entregó un arrugado billete al hombre negro que le miraba con cara de desprecio y masculló un gutural ruido exigiendo una dosis, sin mediar palabra y tras un breve instante salió con una pequeña bolsa de plástico cogió mirándola con recelo, para luego observar como la cortina celeste caía, ocultando con su negro telón salpicado de estrellas las calles de una ciudad sin rumbo , siempre a la deriva. Deambuló, sintiéndose dueño de las calles, inclinando la cabeza mirando con desdén al que era su mundo queriendo dormir, más tarde que temprano llegó a un parque donde habitaba un ruiseñor, se tumbó en la hierba y abrió una bolsa, con cuidado sacó la jeringa con su plateada punta, introdujo el frío líquido en sus venas, sonrió y saludó a Morfeo.


Le dijo buenas noches al bosque y buenos días a sus sueños, era un niño, corría descalzo, sentía, húmedas y vivas a las plantas que pisaba, el barro, empapaba sus  pies, los rayos de tímida luz nocturna se filtraban entre las copas de los árboles, giró y dio vueltas, rió, bailó y abrazó a las estrellas, sonrió, y su corazón dejó de latir.


Relato enviado por José Sánchez
Gracias José por enviar tu relato ;)

5 comentarios:

Tardes de lluvia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tardes de lluvia dijo...

Holaaa, nos encanta tu forma de escribir, parece muy natural, nos encantaría que mirases nuestro blog y nos dijeseis (Todos, seguidores y escritor/a) qué tal está: http://etereopensamiento.blogspot.com.es/ agradecemos todos los comentarios y consejos y si queréis colaborar seréis bien recibidos.
Muchas gracias: Clara, Miguel y Paula

Veronica Fernandez Garcia dijo...

Me ha traído recuerdos de lo que en su día desboqué en mi ya abandonado blog. Y con un baile de egocentrismo aquí lo dejo. http://requiemforabeam.blogspot.com.es/2012/02/se-desperto-de-madrugada-sudoroso-y-con.html?m=1

Omar Otero Covelo dijo...

Me hace recordar momentos en los que yo estaba también perdido. Está muy bien escrito.

He comenzado a crear un blog me gustaría conocer tu opinión: http://bitacoradeomar.blogspot.com.es/

JoseA14997 dijo...

Está bien escrito, pero a mi no me engancha.